Mezcales IBÁ

La elaboración de los Mezcales IBÁ

Mezcal IBÁ es elaborado, siguiendo un proceso ancestral que ha sido pasado de generación en generación y actualmente forma parte de la riqueza cultural de la regíon. Cabe destacar que este proceso es 100% artesanal:

IBÁ realiza una selección de los mejores Agaves (o magueyes). Para pasar este filtro, el Maestro Mezcalero los revisa cuidadosamente, fijandose en su forma, color y tamaño. Los agaves tienen que estar maduros para producir un buen mezcal, de no alacanzar su madurez, es imposible que la bebida obtenga su sabor, debido a los azúcares que el agave obtiene de la tierra.  Existe un sin fin de especies de agaves, todos ofrecen diferentes sabores y tonalidades;  Mezcal IBÁ  utiliza exclusivamente agave de especie espadín.

 

Una vez seleccionados los agaves, se cortan las hojas  y se conservan las “piñas”; éstas se parten, dependiendo del tamaño, para  que puedan cocerse a la perfección. Existe una manera especial de cortar las piñas, que el Maestro Mezcalero utiliza para que queden depiladas y el mezcal no tenga un sabor indeseable debido a algún residuo.

 

Se selecciona la madera, de preferencia macisa y aromatica; se procede a elaborar el horno al aire libre a base de piedras de río, para guardar el calor.  Se colocan las piñas del Maguey, enteras o partidas, según su tamaño, éstas se cubren con petates y se tapa con tierra, cuando ha tomado la temperatura necesaria (entre 800 y 1000 grados) se procede al horneado de las piñas seleccionadas; el tiempo de cocción de Mezcal IBÁ, es de 72 horas en promedio, para obtener su sabor y calidad. 

 

La piñas horneadas son trituradas para extraer los azúcares y dar lugar a la fermentación. La pasta triturada se deposita en tinas de madera, donde se deja reposar de 7 a 10 días, dependiendo de la temperatura, época del año y cantidad de  mieles. La fermentación no se acelera de ninguna manera. Nuestro Maestro Mezcalero revisa cada paso del proceso para obtener las caecterísticas que aportan la exquisitez de nuestro mezcal.
 

Finalizada la fermentación, la base se traslada a alambiques de cobre, calentados por fuego, obteniendo las puntas, el cuerpo y las colas. Los alambiques son hechos artesanalmente en Oaxaca, son de este material para que no se contamine la bebida y no afectar su sabor. Los alambiques son calentados utilizando las mejores maderas. Mezcal IBÁ para asegurar su calidad, lleva a cabo dos destilaciones. Posteriormente se lleva acabo el ajuste de grado alcohólico.

 

Después se realiza el refinado o rectificado, utilizando las puntas y el cuerpo obtenido, resultando un destilado más puro, limpio y cristalino. El Maestro Mezcalero tiene mucho cuidado en este paso para conservar el exquisito sabor de nuestro mezcal.

 

Finalmente se envasa, para darle a este proceso artesanal un acabado vistoso, y dependiendo del grado alcohólico se le da una etiqueta diferente que los diferencia uno de otro: Mezcal IBÁ 40 ,  Silacayoapam y Mezcal IBÁ 55

 

 

 

En este gráfico se descRibe el proceso de elaboración del mezcal

Mezcal IBÁ 40

Es un mezcal joven elaborado 100% de agave espadín con un a graduación alcohólica de 40%, de alta calidad, su sabor es delicado y refinado, lo cual disminuye las astringencia del producto. Predominantemente  ahumado con tonalidades cítricas y dulces. IBÁ 40 es suave y amable para el gusto.

Ideal para la gente que empieza a sumergirse en la cultura del mezcal.

IBÁ 40 etiqueta
IBÁ 55 etiqueta

Mezcal IBÁ 55

Es un mezcal joven elaborado 100% de agave espadín. lo caracterizan sus notas espaciadas y aromas húmedos y ahumados.

Suave en cuerpo y con carácter, es el primer y único mezcal con una graduación alcohólica de 55%  en el mercado; especial para paladares exigentes.